Perdura en Tlaxcala la elaboración de piñatas entre las familias